Consejos para ahorrar energía en tu casa rural

Si tienes una casa rural como segunda residencia y la utilizas para irte de vacaciones en invierno o verano te proponemos los mejores consejos para que puedas economizar durante estos periodos y ahorrar energía para ser más sostenible durante tu estancia.

 

Aplica las mejores condiciones al dar de alta la luz

 

Una de las cosas que tienes que hacer cuando adquieres una casa rural es dar de alta la luz y si se trata de una segunda vivienda te recomendamos aplicar un tipo de criterio diferente en comparación con tu residencia habitual, pues en este caso las necesidades son diferentes y para economizar será necesario tenerlo en cuenta.

Para dar de alta la luz de la forma más barata necesitas hacer un estudio energético de las necesidades de tu vivienda ubicada en un entorno rural teniendo en cuenta las dimensiones de la misma, el sistema de calefacción empleado, la cantidad de electrodomésticos que se utilizan simultáneamente y la potencia de cada uno.

Por otro lado, tendrás que llevar a cabo un estudio de los tipos de tarifa más convenientes en función del uso que le vas a dar a tu casa rural. Por ejemplo: si consumes más energía por las noches y a primera hora de la mañana te conviene el tipo de discriminación según el horario de la tarifa nocturna de Gas Natural Fenosa.

En cambio, si solamente haces uso de tu vivienda localizada en un entorno rural en determinados periodos del año quizá te conviene una mejor tarifa con discriminación horaria que aplica los precios de la luz más bajos durante el invierno o en verano.

Las compañías están constantemente cambiando las condiciones y precios de sus tarifas e incluso cambian de nombre corporativo por requisitos de la CNMC para favorecer la competencia en el sector, como es el caso de: Unión Fenosa que ahora se llama Naturgy aunque el horario de su tarifa nocturna no ha cambiado con respecto al tradicional. Por esta razón, te conviene utilizar un comparador de tarifas que te permita localizar los resultados actualizados y consultar las condiciones antes de contratar cualquier tipo de servicio para evitar compromisos de permanencia o la contratación de servicios adicionales poco visibles en la oferta que podrían  incrementar la cuota mensual de tus facturas de luz en la casa rural.

 

 Ahorra en tu casa rural con estos consejos

Si aplicas estas recomendaciones conseguirás reducir el gasto general de los servicios y suministros producidos por tu casa rural durante todo el año:

 

  1. Toma medidas de aislamiento térmico: de este modo podrás alcanzar y conservar la temperatura ideal dentro de tu vivienda tanto en la época de verano como en invierno sin derrochar energía. Puedes rehabilitar las fachadas exteriores con el sistema SATE, aplicar inyecciones de material aislante, dar una capa de pintura térmica, colocar paneles y revestimientos aislantes en determinadas zonas para eliminar los puentes térmicos, cambiar los suelos para que sean de material natural y puertas de madera maciza.
  2. Aprovecha la entrada de luz natural: para ello será necesario que hagas una redistribución de los muebles y otros elementos presentes dentro de cada estancia con el fin de no obstaculizar la entrada del sol y depender en menor medida de fuentes de iluminación artificial.
  3. Invierte en equipos y dispositivos eficientes: sobre todo en electrodomésticos con una alta categoría de eficiencia energética (cuyo ideal es A+++) pero también conviene colocar un sistema de iluminación LED de bajo consumo en cada zona de la casa, con bombillas que tengan a la potencia adecuada para iluminar sin derrochar energía.
  4. Contrata únicamente lo que sea imprescindible: en segundas residencias puedes prescindir de una serie de servicios que sí son necesarios en tu vivienda habitual como la fibra óptica o servicios TV. De este modo, podrás economizar en gastos con tu casa rural y reducir el consumo de energía llevando a cabo actividades distintas en plena naturaleza.
  5. Plantéate invertir en autoconsumo energético: si tu vivienda en un entorno rural cumple con las condiciones necesarias puedes colocar placas solares fotovoltaicas para ser más sostenible y generar tu propia energía en lugar de preocuparte por el precio de las comercializadoras eléctricas. En el siguiente enlace puedes comprobar cuáles son las ayudas disponibles en función de tu Comunidad Autónoma.

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply