CABECEROS ENTELADOS

Entelar  un cabecero es una forma rápida y económica de convertir la cama en la clave decorativa del dormitorio.

La   versatilidad de las tapicerías a  elegir también lo puede adaptar a la edad de sus ocupantes ( con motivos infantiles para niños o rayas y cuadros en un dormitorio más juvenil) o adaptarse a las distintas épocas del año ( con colores frescos como el blanco o el azul en las estaciones más calurosas y tonos intensos como rojos y calderas en las estaciones más frías).

Es aconsejable que las tapicerías elegidas sean de telas resistentes, ya que están sometidas a un roce continuo.

Las lonetas son tejidos gruesos y resistentes, La arpillera de aspecto rústico, los brocados , damascos y las sedas le dan un aspecto elegante y clásico al cabecero, aunque son menos resistentes y más delicadas.

Al elegir el color y estampado de la tela hay que decidir previamente cuál será el papel del cabecero: si será el protagonista o se quiere integrar en el ambiente sin llamar la atención.

–          A juego con las cortinas.  Tapizar el cabecero en la misma tela que las cortinas es una de las formas más seguras de integrarlo en el ambiente y una de las más tradicionales; aunque se tiene que tener cuidado para que no resulte monótono o recargado.

Como alternativa, se puede tapizar el cabecero en uno de los colores      predominantes del estampado de la cortina. O combinar distintos estampados, siempre que haya afinidad cromática entre ellos.

–          En neutro. Si en la habitación predominan las tonalidades suaves y naturales, lo aconsejable es tapizar el cabecero en el mismo color que la pared. El resultado será un ambiente fresco y luminoso.

–          En contraste. Si se busca destacar la cama como pieza principal del dormitorio, tapizar el cabecero en una tela diferenciada y contrastada, pero a juego con el estilo decorativo, del resto del dormitorio, es la forma más sencilla de hacerlo.

–          Combinando estampados. Usar telas con estampados a juego con las cortinas, con la ropa de cama, un plaid, o una pequeña butaca, también le dará a la habitación una aire muy acogedor y decorativo.

En la siguiente fotografía, se ve como hemos empleado la misma tela estampada para el cabecero, cortinas y plaid, como el resto de la habitación está en tonos lisos y neutros, el conjunto queda muy espectacular y vanguardista.

Scroll al inicio
× ¡Contacta con nosotros!