Lo que debes saber sobre los Rellenos Nórdicos

Los rellenos nórdicos no sintéticos, son un producto 100% natural, no causan alergias provocadas por ácaros de polvo, son ligeros, muy calidos y confortables y permiten hacer la cama con un mínimo esfuerzo.

La amplia oferta de rellenos nórdicos que existe actualmente  en el mercado, puede confundir al consumidor, y provocar una elección no apropiada.

Por eso a la hora de elegir, se debe de tener en cuenta los siguientes factores:

–         La calidad de la pluma : un nórdico bueno, es aquel que es ligero, suave y esponjoso; A las plumitas pequeñas que tienen  los patos en el cuello se les conoce como Duvet.

–         Es importante saber que el color de la pluma no influye en su calidad, por el contrario,  el Duvet más valorado tiene un color  un poco oscuro.

–         El Duvet de pato es mejor que el de oca.

–         El Duvet de alta calidad, es aquel más ligero y tienen más volumen.

Como hemos dicho, y resumiendo, el relleno de mejor calidad es de Duvet de pato.

Pero tanto el pato como la oca, también tienen otras partes que se utilizan para hacer rellenos nórdicos., estos son el plumón y la pluma.

La pluma es la calidad inferior , es más dura, tienen cañones más gruesos y también las propiedades calóricas son menores; Aunque siempre superiores a las de un relleno síntético, o una manta.

El plumón, sería la calidad intermedia, no es tan basta como la pluma, ni tan ligero como el Duvet.

El Duvet tiene unos filamentos más largos que le permiten acumular el calor, y la liberación de la humedad de manera apropiada.

La tela y confección de las celdas del relleno, también influyen y aportan confortabilidad a un relleno nórdico.

Los rellenos se deben fabricar con tejidos naturales, como el algodón para así evaporar la humedad  retenida durante el sueño.

Los tabiques interiores se confeccionan a cuadros, para adecuar la distribución del producto.

A la hora de elegir, entre un tipo u otro y tendiendo en cuenta, tanto el tipo de relleno, como los porcentajes de los mismos, hay que tener en cuenta:

–  la zona geográfica donde va a ser utilizado,

–  las condiciones  climatológicas de la casa , tales como temperatura ambiente, calefacción, ventilación y humedad, etc..

– Características de la persona que lo va a utilizar, si es calurosa o no, si se duerme en pareja o solo, etc…

Esperamos haberte ayudado, de todas formas, como profesionales, no dudes en consultarnos sobre el relleno nórdico que  mejor puede encajarte, según tus características personales y el uso que se le va a dar al mismo.

Scroll al inicio
× ¡Contacta con nosotros!