DECORACIÓN EN BLANCO Y NEGRO

El contraste de estos colores, aunque parezca frío y austero, resulta elegante y con personalidad siempre sin abusar de ellos; Hay que combinar bien los acabados y materiales y jugar con la iluminación para extraer todos los matices.
Estos colores ofrecen un extenso abanico de tonalidades con los que jugar para crear un entorno que sea estimulante.
El negro en sus diferentes versiones como el azabache, el ébano, el antracita y el gris puro, ofrecen un esquema sofisticado, aunque visualmente pesado; Pero mezclados con blanco, blanco roto, gris perla o incluso plata, se tornan más cálidos y ligeros.
Atrévete a usar esta combinación de colores ¡Verás como te gusta el resultado!

Scroll al inicio
× ¡Contacta con nosotros!