Reducir la huella de carbono gracias a la decoración

El cuidado del medio ambiente es un tema que está ganando visibilidad y conciencia entre la población. Por este motivo, cada vez son más frecuentes los nuevos conceptos o palabras técnicas relacionadas con el tema.

 

¿Has oído hablar de la huella de carbono? A continuación te contamos de qué se trata, por qué es importante esta medida y cómo nos ayuda a ser más conscientes del impacto medioambiental que ocasionamos.

 

¿Qué es eso? La huella de carbono es un indicador ambiental que refleja la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que genera una persona, organización, evento, bien o servicio.

 

¿Por qué es importante? Calcular nuestra huella de carbono (personal, familiar o profesional) es el primer paso para tomar conciencia del impacto que tenemos en la naturaleza.

 

Una calculadora personal de huella de carbono tiene en cuenta todo, desde compras hasta vacaciones, incluida la factura anual de gas, electricidad, kilometraje del automóvil (aproximado), consumo de alimentos, productos, servicios, etc. Así, el resultado final de la fórmula nos permite tener una visión exacta y global de nuestra contribución al cambio climático.

 

¿Cómo nos ayuda esto? Cuantificar y medir este impacto ambiental es fundamental, porque es el primer paso para conocerlo, evaluarlo y poder llevar a cabo diversas acciones para reducirlo. A nivel individual en su vida diaria, hay mucho que puede hacer para reducir sus emisiones también. Aunque hace unas semanas os contábamos cómo hacer una cocina sostenible, hoy nos centramos en cómo decorar tu hogar con materiales respetuosos con el medio ambiente. ¡Vamos!

 

 

 

Las fibras naturales, nuestra apuesta más versátil

 

Hechas de mimbre, yute, coco o bambú, estas fibras naturales quedan muy bien en cualquier rincón del hogar. Los podemos encontrar en bandejas, cestas, espejos, cajas y baúles. Son ideales para la organización y dan un toque bohemio y rústico que se adapta a todos los estilos.

 

 

Madera reciclada, un básico que no falta

 

El mobiliario y los múltiples complementos decorativos fabricados con materias primas recicladas garantizan un medio ambiente responsable, dando a nuestro interior un aire natural y relajado.

 

 

El bambú, el gran aliado de la cocina

 

El bambú es un material con propiedades increíbles. Es resistente al calor, no se seca, no absorbe la humedad, es práctico, ligero y también es biodegradable y extremadamente duradero. Unas cualidades que lo han convertido en uno de los materiales estrella en cocinas ecológicas.

 

 

El vidrio reciclado, un imprescindible en decoración

El vidrio se ha convertido en un material indispensable en la decoración de nuestros hogares. La colección de accesorios decorativos como jarrones, jarras, botellas y botes enriquece la decoración de tu habitación a través de la conexión con la naturaleza.

 

 

Energía renovable

 

Aunque no sea directamente un método de decoración, el uso de energías renovables como las placas solares o la aerotermia es el mejor modo de reducir tu huella de carbono.

 

Como puede ver, es totalmente posible decorar nuestro hogar con elementos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente sin comprometer el estilo o el presupuesto.

 

¿Te atreves a decorar para reducir tu huella de carbono?

 

 

Scroll al inicio
× ¡Contacta con nosotros!