Pesadilla en la cocina 5ªT. Restaurante Baltias

restaurante baltias pesadilla en la cocina las reformas de pesadilla modusoperandi publicidad valencia 03

El Baltias se encuentra en una importante calle de Madrid, pero en un márgen poco frecuentado, y en un barrio por el que circula poca gente «de paso «por lo que resulta difícil su visibilidad lejana y el atraer a su interior a paseantes.

Sin embargo  se trata de un área en que confluyen bastantes oficinas, lo que hace una buena opción el hecho de encontrar un sistema que permita llevar comida a la oficina, de manera sana, rápida y divertida.

La propuesta

Alberto Chicote señaló la costumbre japonesa de utilizar el «bento», una especie de «fiambrera» en muchos casos de diseños maravillosos donde los japoneses llevan su comida al trabajo. Así que pensamos que sería importante llamar la atención desde la calle para que los oficinistas de la zona y los ciudadanos ocasionales que pasen por delante a pie o en coche repararan en su existencia y compraran un take away en atractivo formato. De paso conocerían el local que debiera tentarles a volver una noche o mediodía a comer o cenar de carta.

La respuesta a estos dos cuestiones se ha encontrado en el uso de la gama de colores Pantone como leiv motive para el restaurante.

restaurante baltias pesadilla en la cocina las reformas de pesadilla modusoperandi publicidad valencia 04La «pantonera» es un sistema utilizado por diseñadores gráficos para definir con exactitud la composición de los colores que se emplean en imprenta, y que se asocian a un código alfanumérico de dichas tablas. Las cartas resultan tan vistosas que han salido al mercado numerosos objetos en que el sistema de color es el protagonista.

Además se hace de este modo una simpática interpretación de los Bentos ,  las «fiambreras» japonesas.

El sistema de pantones en fachada hace llamativo y atractivo el local, y visible desde muy lejos , tanto a pie como desde un vehículo.

En el interior se aplica este juego de pantones a los manteles vasos, lámparas, envases, sillasm taburetes…todo, hasta la carta, es susceptible de ser «pantonizado».

Pero además el local tiene una terraza, en un patio interior, poco visible desde la calle y en lugar un tanto residual que no la hace muy atractiva a pesar de que podría ser un lugar muy agradable para tomar combinados en los meses de buen tiempo.

restaurante baltias pesadilla en la cocina las reformas de pesadilla modusoperandi publicidad valencia 05Para atraer la curiosidad de posible cliente se ha transformado este patio en una auténtica playa hawaiana en pleno corazón de Madrid: el suelo se ha cubierto con un manto de fina arena y una pasarela de madera desde donde acceder a los pufs, los cubos y mesas de plástico rotomoldeado de New Garden y autoiluminados y unas mesas bajas realizadas con auténticas tablas de surf. Los bordes del patio se cubren con plantas de bambú y aromáticas para realzar el ambiente natural e incluso poder tomarlas para añadir a los combinados.

El resultado : vivir una experiencia propia del mar en la jungla de asfalto.

Vía: www.lasreformasdepesadilla.com

 

Scroll al inicio
× ¡Contacta con nosotros!